viernes, 28 de enero de 2011

27 de Enero en lucha

Jueves 27, con los grajos a ras de suelo, comenzaba la manifestación en defensa de las pensiones y contra la reforma pactada entre el P**E, la patronal y los que dicen ser sindicatos ccoo y ugt. La marcha estaba formada por gente de diversos sindicatos y colectivos además de bastante gente no adscrito a ningunas siglas. Se veía gente de muchas edades. Jóvenes estudiantes, currantes de todo tipo y hasta jubilados.


La marcha transcurrió sin ningún altercado desde Atocha hasta Sol. Por el camino me encontré a buenos amigos y a desconocidos como una mujer con la que estuve charlando en Carretas. Ella había militado en el PCE en los tiempos de la clandestinidad. Se había encontrado la manifestación porque no sabía que estuviera convocada (punto que hay que agradecer a los medios de prensa, siempre tan cuidadosos con el trato de las minorías trabajadoras). Lo que opinábamos aquella mujer y yo era que ahora estamos perdiendo todos los derechos laborales que tanto costó conquistar a su generación. Una lástima.

Durante la manifestación dieron buena cuenta de cánticos y organización la sección de Comisiones de Base de UPS, que llevan tres largos años movilizándose contra los despidos de compañeros suyos.

Llegados a Sol giramos para enfilar la Carrera de San Jerónimo hacia las cortes. Craso error. Caímos en la trampa, similar a la de Alejandro Magno en Gaugamela. Pero a eso ya llegaremos.

En la Plaza de Canalejas no nos dejan seguir. No da buena imagen que los trabajadores de sindicatos se movilicen a las puertas del congreso de los diputados. Dudo que temieran por la seguridad de sus señorías. Era un jueves a las 8 de la tarde. Sus señorías ya estarían en sus respectivas casas. En Canalejas observo varias cosas que no me gustan lo más mínimo. Una es que hay furgonetas y policías con escudo y escopeta preparada tanto en San Jerónimo como en Sevilla. La otra es que la marcha está finalizando el paso por Sol. Y la última es un tipo que se mueve nervioso y en solitario de un lado a otro completamente tapado portando una bolsa de plástico. Me llama la atención porque es el único que veo embozado, en solitario y moviéndose como un poseso de un lado para otro.

Toca el discurso. Dan los puntos clave que todo el mundo ha descubierto esta mañana en sus diarios. Básicamente que vamos a estar jodidos si no queremos vivir en la indigencia cuando nos jubilemos, que comisiones y ugt han traicionado a los trabajadores y que si no actuamos todos juntos como esa tarde vamos a terminar muy mal.

Terminado el discurso unos compañeros, en la cabecera, intentan pasar a través de la línea policial de San Jerónimo vía las cortes. Hay una primera detonación y todos nos ponemos nerviosos. Veo a conocidos andando hacia Sevilla a los que advierto que está también tomada la calle. En ese momento otras dos detonaciones y la plaza Canalejas se llena de humo. Salimos corriendo hacia Sol cuando vemos que en Sol están los municipales cerrándonos el paso a porrazos. Han dejado libre un callejón peatonal lleno de bares por el que podemos alejarnos. Durante el trayecto hacia Jacinto Benavente vemos policía apostados en las calles que dan a Sevilla y hacia en congreso. Hay vía libre para salir hacia Tirso de Molina y la Plaza Mayor.

Como resumen, alegró ver tanta gente. Dicen que 15.000 y no creo que se quedara lejos. Alegró ver a universitarios y estudiantes varios. Alegró ver que tantos sindicatos nos movilizamos en la defensa de los derechos de todos. Y alegrará cuando, en la siguiente manifestación, seamos aún más, y cada día más. Si no nos unimos y no luchamos, si cada cual mira por sus intereses individuales, cada vez tendremos menos derechos. Al final solo nos quedará el de permanecer callados.

No nos podemos permitir ser una sociedad insolidaria. Nos va mucho más que unos porrazos y unas carreras en ello.

P.D: No se si el tipo ese estaría más pasado de la cuenta, pero tengo la seria sospecha que era un policía y que en esa bolsa llevaba alguno de los petardos que luego sonaron. Lo que tengo claro es que nos falló la estrategia militar.

2 comentarios:

José Luis dijo...

Gracias por contar lo que pasó, estaba deseando de leer lo que tenías que contar sobre esto. Ya he leído por ahí otros artículos que cuentan más o menos lo mismo pero quería leer el tuyo.

No creo que os fallase la estrategia militar porque no creo que llevaseis ninguna, no puede fallar algo que no existe, vuestra (nuestra) intención era manifestarse y protestar, el Gobierno y la policía eran los que tenían la estrategia militar preparada ya que es su única manera de defender lo que es indefendible desde el punto de vista ético y racional. Cuando fallan la ética y la razón aparece la fuerza bruta.

Está claro que su estrategia consistía en una encerrona, una ratonera, para asustar y amedrentar a los manifestantes para que se les quitasen las ganas de volver a manifestarse y protestar, "unos buenos palos a tiempo solucionan muchos problemas" me parece estar escuchando a uno de mis profesores (un cura) en la EGB.

Eso sí, para la próxima vez no estaría de más prever que cosas así van a pasar de ahora en adelante de manera habitual, y sobretodo cuando las protestas no las convoquen los sindicatos y grupos "mayoritarios". Prever y aplicar también es una forma de estrategia.

Anónimo dijo...

Hacia mucho tiempo que no se veía, en Barcelona, tanta gente en una mani de estas.
Que las autoridades provocaran situaciones espectacularizables, está más que anunciado.